Es un boom en las redes pero tú no sabes por donde empezar. Hoy te quiero contar cómo planificar tus comidas (#mealplanning) y prepararlas con anticipación (#mealprep); planifica tus comidas para alimentarte mejor, ahorrar tiempo, dinero e incrementar tu productividad.

El #mealplanning o #mealplan ahora tan de moda es simplemente planificar el menú semanal o mensual. Tiene como ventajas que puedes añadir variedad, ajustarlo a tu presupuesto y eliminar la carga de decidir cada día qué cocinar. Cuando no tienes un menú prediseñado es más fácil que comas siempre igual o termines comprando comida en la calle. Planifica tus comidas y mejora tu estilo de vida.

Planifica tus comidas, paso a paso.

A veces parece más sencillo cocinar según lo que nos provoque o lo que encontremos en nuestra cocina pero esta improvisación quita tiempo y energía; además de impulsar a comer alimentos poco nutritivos o pedir delivery. Una vez aprendas a planificar tus comidas de la semana, o incluso del mes, tu vida se hará más fácil.

Puedes reciclar los menús y ahorrarte el pensar la próxima vez, además aprenderás a comprar sólo la cantidad que consumes. ¡Es un ganar-ganar en tiempo y dinero!

Ahora sí, vamos con los pasos…

planifica tus comidas paso a paso.
Planifica tus comidas paso a paso.

1. Revisa lo que tienes

Lo primero es revisar tu despensa, siempre hay alimentos que compramos y no consumimos porque no sabemos como prepararlos o se nos olvida. Anota todo lo que tienes en una lista, revisa las fechas de vencimiento, descarta lo que esté caducado y reorganiza todo, busca un sistema que te ayude a tener todo a la vista.

A mi me gusta usar frascos de cristal para almacenar los alimentos, se ve todo más ordenado y es más sencillo saber qué tienes.

2. Define la estructura de tu menú

En función del número de integrantes de tu familia, preferencias alimentarias o necesidades, anota cuantas comidas hacen en el día y cuales se preparan en casa.

Toma en cuenta no sólo las comidas principales, sino las bebidas y meriendas, esto es importante para saber qué comprar y distribuir las cantidades.

3. Escribe los platos que puedes incluir en el menú

Tomando en cuenta los alimentos que ya tienes para consumir en casa y que anotaste en la lista, escribe ideas de comidas que puedes incluir en tu menú. Puedes dividir la lista en ideas de desayunos, cenas, etc. e ir mezclando ideas para variar semana a semana.

A mi me gusta revisar ideas en revistas y Pinterest, me enfoco en recetas muy sencillas con pocos ingredientes.

4. ¡Haz el menú!

Descarga la plantilla de menú semanal #felizyproductiva y anota cada comida, puedes crear distintos menús de una vez e ir alternando semana a semana. Ten en cuenta los grupos de alimentos, para crear comidas balanceadas. Descarga aquí la plantilla gratuita.

5. Escribe una lista con los alimentos que necesitas comprar.

Ahora que tienes tu menú personalizado, haz una lista de compra tomando en cuenta las cantidades, es importante no comprar de más para no desperdiciar comida. Una vez en el supermercado, enfócate en tu lista.

6. Y por último… elige tu método para cocinar y organizarte.

La idea de planificar tus comidas es simplificar tu vida, quitarte carga mental y ahorrar tiempo y dinero; según tu estilo de vida puedes elegir entre cocinar a diario, hacer mealprep (comidas armadas sólo para calentar) o batch cooking (cocinar alimentos por separados e ir armando platos con ellos). Sea cual sea tu método, lo importante es que definas previamente cuándo lo harás y el tiempo dedicado a ello.

SUPER TIPS PARA PLANIFICAR TUS COMIDAS

  1. Al diseñar el menú, repite algunos alimentos para que sólo los cocines una vez. Por ejemplo, si comes pollo en el almuerzo del lunes, el martes puedes cenar fajitas con pollo, haces una sola preparación y la comes de diferentes formas.
  2. Para las compras, aprovecha vegetales y frutas de temporada y de tu región, son más sabrosas y están a mejor precio.
  3. Contempla en tu menú las meriendas y snacks, es importante que se adecuen a tu estilo de vida y tus objetivos, así evitas ir al super para compras ansiosas. A mi me encanta preparar esta granola y tenerla en casa para antojitos.
  4. Crea un banco de recetas con tus favoritas, para ir armando los menús con más facilidad cada vez.

Recuerda que la planificación es parte de una vida equilibrada, pero sin llegar a obsesionarse con la perfección, lo importante es aplicar las técnicas de organización con un poco de esfuerzo al comienzo, hasta que sean parte de tu rutina de vida.

Una vez que sepas qué cantidades consumes, las comidas que más te gustan, qué productos elegir, etc. todo fluirá más fácil y tendrás algo menos de qué preocuparte.

Si te animas a descargar la plantilla y planificar tus comidas, cuéntame como te ha ido en Instagram

Únete a la comunidad FELIZ Y PRODUCTIVA

Recibe herramientas de bienestar y productividad en tu correo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad